Gaviota patiamarilla

gaviota-patiamarilla

Si visitáis el Museo de la Sal de Santa Pola (Alicante) y recorréis el camino que rodea las balsas, es muy probable que, en algunos tramos, las gaviotas comiencen a vigilar vuestros movimientos y a sobrevolar vuestras cabezas, emitiendo una serie de sonidos un tanto inquietantes. El motivo de este comportamiento es que tratan de proteger los nidos y polluelos que hay por la zona.

Comenta la fotografía:






Pin It on Pinterest